¿Necesitas imprimir folletos para tu empresa? Vete al grano

Cuántas veces no habrás tenido un folleto publicitario en tus manos. Y cuántas veces no lo habrás tirado seguidamente a la basura, tras haberte dado cuenta que en realidad no te interesaba lo que en él se anunciaba, o simplemente porque la información publicada en el mismo era tan extensa y/o aburrida que preferiste pasar de él y no verlo nunca más.

folleto-dulcesLo cierto es que no debemos olvidarnos de algo fundamental: un folleto es el medio mediante el cual nos comunicamos con el cliente, informándole sobre lo que vendemos, independientemente –eso sí- de que vendamos productos u ofrezcamos servicios especializados. Por tanto, su objetivo es bien claro: anunciar un producto o un servicio. Pero dado que el tamaño de un folleto no es precisamente muy grande, lo que vayamos a anunciar en el mismo debe haber sido optimizado lo máximo posible, dado que la extensión es bastante corta (por no decir pequeña).

Podemos hablar en este sentido de uno de los puntos clave del folleto, que no es otro que el texto que incluyamos en el mismo. Es importantísimo que el texto de un folleto sea lo más claro y conciso posible; evidentemente de calidad, y sobretodo no debemos ni podemos menospreciar su optimización, entendiendo esta última cuestión como la opción de haber eliminado lo superfluo y todo aquello que en realidad no es cuanto menos importante.

Por ello, tal y como te indicamos en el título de esta nota, lo fundamental cuando nos planteamos la posibilidad de hacer un folleto es siempre ir al grano. Es decir, no solo ser claros y concisos, sino reducir el texto incluido de tal manera que solo transmitamos lo que en realidad deseamos transmitir al cliente.

Y hablando de granos y de cereales, podemos poner un ejemplo para ser aún más claros y precisos. Nos encontramos ante un negocio que es especialista en hacer y vender galletas caseras, de nombre La Galleta Casera (el nombre no es nuestro, puedes utilizarlo si tienes en mente lanzar un negocio especializado en galletas caseras). Cuando el cliente tiene entre sus manos un folleto sobre dicha empresa, evidentemente le interesará tener claras las siguientes cuestiones:

  1. ¿Qué es y qué me ofrece la empresa de galletas La Galleta Casera?
  2. ¿Qué me vende La Galleta Casera?
  3. ¿Acaso La Galleta Casera me ofrece algún descuento u oferta especial?
  4. ¿Dónde puedo encontrar La Galleta Casera?
  5. Y sobretodo, ¿por qué debo optar por La Galleta Casera, en lugar de la dulcería que tengo bajo mi casa, a la vuelta de la esquina?.

folletos-galleta

Estas son cuestiones fundamentales que debe responder el folleto, y aunque en realidad parecen muchas, lo cierto es que en el espacio que dispone habitualmente un folleto es suficiente, si para ello antes hemos optimizado el texto y la información que vayamos a incluir en él.

Lo cierto es que no sería necesario incluir otra información, como por ejemplo quiénes somos, extendernos más allá de lo necesario en la venta de las galletas o exponer información sobre otros productos de repostería si en este caso nuestro objetivo –y el motivo por el que queremos imprimir folletos- son las galletas.

Vale, ¿y cómo saber ahora si hemos optimizado el folleto lo suficiente?

Una buena opción a la hora de saber si nuestro folleto ha sido o no optimizado al máximo es dejar una prueba a alguna persona cercana, que opinará de forma objetiva sobre lo que le parece, y sobretodo, te dirá si compraría tus productos o servicios en función de lo que se informe en el folleto.

La clave, como vemos, es tratar de encontrar el texto más adecuado para  informar al cliente lo justo y necesario, y sin excedernos, pero exponiéndole todo lo que necesitará saber para animarle a contratar nuestros servicios o comprar nuestros productos.

¿Te has decidido en imprimir folletos para tu negocio? Nosotros podemos ayudarte. Puedes llamarnos al teléfono 958 405 655 o bien visitar nuestra página Web y descubrir todo lo que necesitas. También puedes utilizar nuestra calculadora de precio en tiempo real, muy sencilla y fácil de usar.

Imágenes | Brian Richardson